///  
Oráculo de Amón

Se trata de un templo ubicado en el desierto de Siwa en el oeste de Egipto (zona nororiental del Sahara), a nueve jornadas de Alejandría. Estaba consagrado a Júpiter Amnón. Su fundación está relacionada con la del templo de Dodona, ya que la leyenda dice que eran dos palomas negras que partieron de la Tebaida con igual misión, una voló a Dodona y la otra a Siwa.

Amón (que significa "oculto", invisible a los hombres y a los dioses) era un antiguo dios egipcio que personificaba el poder creador. Los griegos lo asociaron con Zeus.

En el templo permanecían más de cien sacerdotes pero sólo los más ancianos estaban en condiciones de decir los oráculos.

Este oráculo era muy famoso, incluso entre los griegos. Llegó a ser consultado por Hércules y Perseo. En el 331 A.C., Alejandro III "el Magno", luego de conquistar Egipto, hizo una peregrinación al templo de Amón, buscando que los dioses lo reconocieran como su hijo. Al parecer logró convencer a todos que el oráculo lo había declarado hijo de Júpiter. A partir de allí, este oráculo perdió la buena reputación que había logrado.

comments powered by Disqus